Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio, es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en tu navegador web .

Alvaro Muñoz es egresado como Master of Business Administration de la Pontificia Universidad Católica de Chile; además es Licenciado en Ing. Informática de ULACIT en Costa Rica.

Actualmente en GBM se desempeña como Gerente Regional Cloud & Virtualization x86.

En su trayectoria y experencia profesional destacan:

  • +20 años en GBM.
  • Gerente Regional de Infraestructura x86 & Virtualización.
  • Gerente Regional GTL (Inside PreSales).
  • TopGun Regional de Infraestructura x86.
  • Especialista de Producto.

Infraestructura Lenovo, la mejor para el Data Center

22 Marzo, 2018 | Nuestros clientes tienen una búsqueda constante para obtener y/o mantener sus ventajas competitivas. Y es que la competitividad va más allá de las fronteras de dónde reside la empresa; en un mundo globalizado la competencia es contra empresas de todo el mundo.   La transformación digital está replanteando los planes de negocios de las empresas, tal así que IDC estima que el 65% de los CEO están trabajando en ello puesto que son las oportunidades de negocios que surgen de la tecnología lo que replanteará las nuevas ventajas competitivas. Siendo la transformación digital una estrategia casi que obligatoria, es igual de necesario contar con una infraestructura de Data Center optimizada, eficiente y ante todo confiable. La confiabilidad es un factor clave para nuestros clientes empresariales y de pequeñas empresas, donde el tiempo de inactividad puede ser altamente costoso.  De acuerdo con los resultados obtenidos por la destacada firma consultora Information Technology Intelligence Consulting (ITIC)1 a través de último Global Server Hardware Reliability Report, el 98% de las organizaciones dicen que una sola hora de inactividad cuesta más de US $100,000; el 81% de los encuestados indicó que 60 minutos de inactividad le cuestan a su negocio más de US $300,000 y un récord de un tercio o 33% de las empresas informan que una hora de inactividad les cuesta US $1 millón a más de US $5 millones. Lenovo es un fabricante líder y comprometido que está desarrollando y llevando al mercado productos que no sólo respaldan el tiempo de actividad al máximo, sino también alcanzando los mayores índices de confiabilidad y de rendimiento.   Lo anterior queda demostrado en los hallazgos del último informe de ITIC1 en el cual se destacan los servidores Lenovo con la menor cantidad de tiempo de inactividad no planificado entre todas las ofertas de servidores x86; más un 99% de respuestas positivas en el servicio, soporte y calidad del producto.   En adición, Lenovo proporciona los niveles de rendimiento más altos del mercado:  88 récords mundiales de rendimiento2, 1ª posición en rendimiento SAP3, 2ª posición en la calificación de supercomputadores de TOP5004, y más.   La prueba está en los datos. Y no sólo queda ahí. Lenovo también mantiene su posición número 1 en “satisfacción del cliente” por octavo estudio consecutivo del Technology Business Research (TBR)5, desde enero de 2015 y 24 de 30 desde el segundo semestre de 2009. El estudio incluye encuestas bianuales de 300 responsables de TI responsables de la compra de servidores x86. El informe señala que Lenovo recibió el más alto nivel de lealtad a la marca como resultado del cumplimiento de las expectativas de confiabilidad, rendimiento y eficiencia del cliente. En Julio del año pasado, Lenovo introdujo su nuevo portafolio ThinkSystem & ThinkAgile6, el cual abarca servidores, almacenamiento, redes y soluciones.  Como lo destacaron varios influenciadores de la industria, el nuevo portafolio de Lenovo introduce un enfoque renovado y simplificado, diseñado para actualizar los Data Centers, completamente adaptable a las nuevas necesidades de TI y entregando productos de clase mundial respaldados por una organización con una amplia experiencia, heredada en parte de IBM.   En complemento, el nuevo portafolio permite elegir entre diferentes tecnologías y escalar a medida que cambian las cargas de trabajo. Finalmente, Lenovo ha dado un salto importante en términos de seguridad empleando rigurosos procesos empresariales que van desde el diseño el BIOS y firmware hasta el desarrollo seguro de software a lo ciclo de vida, pasando por el control de la cadena de suministro más transparente, auditable y segura del sector.   Julian Box, fundador y director ejecutivo de Calligo, dio testimonio de lo anterior con la declaración siguiente en Julio de 2017: “Mediante la ejecución de Microsoft Azure Stack en hardware Lenovo en nuestras jurisdicciones, podremos prestar los servicios Azure que desean los clientes, con la tranquilidad de tener sus datos en la zona correcta de la Unión Europea”. Como resultado a las dinámicas mencionadas, queda en evidencia el compromiso de Lenovo en proveer productos diseñados para Data Centers, simplificar la experiencia de compra del cliente y posicionar al nuevo Lenovo como la mejor infraestructura de Data Center. GBM ha logrado alcanzar crecimientos continuados en los últimos años gracias a las nuevas estrategias promovidas con Lenovo, convirtiéndose GBM en su principal socio en la región. Construya el futuro de su negocio con GBM. Referencias: 1. Information Technology Intelligence Consulting (ITIC) 2017 – 2018 Global Server Hardware, Server OS Reliability Report - https://bit.ly/2ClIHC3 2. 88 récords mundiales de rendimiento - https://bit.ly/2FiHqwz 3. TOP500 List - https://bit.ly/2Fu1qzu 4. SAP Benchmarks - https://lnv.gy/2oCALJ2 5. Technology Business Research (TBR) – Lenovo leads the competition in x86-based server satisfaction - https://bit.ly/2BR4LHd 6. New ThinkSystem Porfolio - https://lnv.gy/2tbbZxi

¿Por qué importa la infraestructura TI?

01 Febrero, 2015 | Para entender la importancia de lainfraestructura, veamos primero su definición. El sitio www.definicionabc.com nos ofrece una muy acertada: “Una infraestructura es el conjunto deelementos o servicios que están considerados como  necesarios para que una organización pueda funcionar o bien para que una actividad se desarrolle efectivamente.” Hoy en día, las empresas son inundadas por nuevas definiciones técnicas y de ofrecimientos para la ejecución de las mejores prácticas. No obstante, nada de esto tendría sentido si no está alineado con el modelo de negocio de la organización y su búsqueda continua de maximizar su eficiencia y efectividad. Entonces, ¿nos debe importar? Por supuesto. La infraestructura se convierte en uno de los pilares para el logro de los objetivos estratégicos de toda empresa. La evolución tecnológica abre un abanico de oportunidades que permite a las empresas determinar si internalizar o externalizar su infraestructura, permitiéndoles concentrarse en su negocio. El crecimiento de la infraestructura como servicio ha sido una base fundamental para lo que hoy en día conocemos como “Cloud”. La conversión abstracta de la infraestructura en la nube permite a las empresas, sin importar su ubicación geográfica, ni su posicionamiento en el mercado, obtener ventajas competitivas para ganar mercado y mantenerse en el mismo, que finalmente se traducen en la creación de valor para sus clientes. El reto es mantenerse a largo plazo, no al corto plazo. La infraestructura es necesaria, es importante. Pero, ¡cuidado! No se trata de cualquier infraestructura; se trata de un elemento estratégico en la empresa y debe ser tratado y visto como tal. Ya no es más una línea en el presupuesto ni mucho menos una oficina más debajo de una gerencia. La infraestructura es clave, estratégica e indispensable para crear competitividad y continuidad operativa a la empresa. Restarle importancia es equivalente a creer que los empleados no importan. El enfoque tradicional de hacer negocio también ha cambiado, ya no se trata de hacer un producto y venderlo. Los clientes no buscan recibir solo un producto, esperan aún más. El enfoque evoluciona a uno donde el cliente y su proveedor estén conectados en tiempo en real. Mientras antes vendíamos cosas, ahora nos interesa que el cliente obtenga resultados a partir de la inversión que haga en intraestructura. Es por ello, que una economía global requiere aliados, socios interesados en apoyar la obtención de los objetivos estratégicos. Las empresas ya no son “islas”, en mercados únicos ni con las protecciones gubernamentales que les faciliten mantenerse. Todo lo contrario, estamos en un mundo abierto, con tratados de libre comercio a la orden del día y la participación de multinacionales que incrementa la oferta de manera constante. Los clientes podrán estar felices, pero no dejan de buscar las opciones más convenientes. Algunos no les queda más que buscar lo más barato, teniendo que hacer caso omiso a la frase popular “lo barato sale caro” y cruzar los dedos para que no falle. Las empresas serias y que buscan mantenerse por muchos años en el mercado requieren aliados que tengan un adecuado nivel de posicionamiento en su industria y que ofrezcan la tranquilidad que estarán ahí cuando se les necesite. Puede que no sea barato si hacen una simple aritmética, pero no se puede pensar en lo barato si lo que quiere es mantenerse y eso requiere varios cálculos aritméticos. Una empresa responsable debe saber entonces que la infraestructura importa. Es parte fundamental de su cadena de valor y su desatención puede traer un impacto negativo que se podrá prolongar hasta la desaparición de la empresa misma.