Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio, es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en tu navegador web .

Carol Chaves es una profesional con amplia experiencia en mejora y automatización de procesos de negocio, apasionada por la tecnología con formación en Ingeniería en Producción Industrial , y una maestría en Dirección Estratégica de Tecnologías de Información.

Cuenta con 7 años de experiencia como consultora de tecnología en distintas industrias y ha participado de diversos proyectos de implementación tecnológica desde los roles de analista de negocio, y líder técnico. 

Actualmente se desempeña en GBM como líder del equipo de Business Automation.


El viaje de RPA

01 Noviembre, 2018 | Cuando pensamos en robots, nuestra mente busca referencias de la ciencia ficción como, R2D2, Wall-E, o inclusive Terminator. Imaginamos creaciones mecánicas que nos ayudan en nuestra vida cotidiana con capacidades que complementan o inclusive mejoran las propias de nuestra condición humana. La realidad, aunque un poco diferente, de los robots que idealizamos no está lejos de la concepción original de la ciencia ficción, nuestra visión del futuro está sucediendo ahora. Gartner prevé que el mercado de automatización a través de robots de software crecerá un 41% año tras año hasta el 2020. Forrester estima que en el 2021 habrá más de 4 millones de robots haciendo diferentes tipos de tareas administrativas, de oficina o de ventas.   Adentrándonos en RPA Los robots de software entran en este panorama como una tecnología disruptiva cuyo potencial es capaz de crear nuevos paradigmas de negocio. No tienen pies ni manos, pero son capaces de interactuar con las estaciones de trabajo como lo haría una persona, imitando sus acciones sobre los aplicativos. RPA (Robotic Process Automation) es la práctica de automatizar actividades de negocio, utilizando robots de software, para realizar tareas principalmente transaccionales, y repetitivas, basadas en reglas definidas y sin interferencia de decisiones humanas. El término RPA se acuña a principios del año 2000, y no surge particularmente de una nueva tecnología central, sino es más una evolución de tecnologías como “screen scrapping”, y automatización de flujos de trabajo, e incorpora otras como reconocimiento óptico de caracteres (OCR). Agrega además funcionalidades para grabar acciones ejecutadas en una computadora, y la posibilidad de crear robots de una manera visual mediante facilidades de arrastrar y soltar sin la necesidad de que las personas tengan conocimientos profundos de codificación. El potencial de RPA es emocionante, promete aumentar eficiencia, reducir costos, y un rápido retorno de inversión, sobre todo porque un robot no es susceptible a fatiga o desmotivación; sin embargo, no se debe olvidar un hecho clave: no importa cuán poderosa sea la tecnología, se basa en el diseño y la programación humana, por lo que tiene limitaciones. La propuesta de valor La propuesta de valor de RPA se basa en las bajas barreras que ofrece la tecnología, ya que tiene un costo razonable, permite desarrollar rápidamente, los tiempos de implementación de un robot de software se miden en semanas, y no es invasiva, es decir no depende que se modifiquen sistemas existentes. Para lograr el éxito es esencial tener un entendimiento claro de las necesidades, prioridades, y procesos de la organización, así como las capacidades propias de la tecnología para escoger los casos de uso que mejor se adapten. Se recomienda siempre entender ¿qué se quiere automatizar? Y ¿por qué? y detallar si las actividades identificadas requieren previamente de una mejora. RPA no es un destino final sino un viaje. Revisemos las etapas de este viaje: Establezca el camino y enfoque el esfuerzo: •    Concéntrese en establecer prioridades de automatización para obtener una lista de iniciativas basadas en la ponderación de los objetivos de negocio con respecto a las necesidades. •    Elija un socio tecnológico que lo apoye en la adopción asertiva de RPA. •    Obtenga el compromiso ejecutivo. Descubra/seleccione/evalúe: •    Detalle los pasos de los procesos candidatos para entender el alcance de la automatización, además filtre si el proceso candidato es idóneo para RPA como un todo o una parte de éste. •    Evalúe los beneficios y la factibilidad técnica.  •    Determine si el proceso levantado requiere de mejoras y estandarización antes de ser automatizado. •    Establezca el Pipeline de Automatización: Consolide las iniciativas de automatización que pasaron por los filtros previos y están listas para continuar. Defina/implemente/entregue: •    Defina, implemente, y entregue las soluciones de automatización de manera continua. •    No olvide proveer acompañamiento para la adopción efectiva. RPA se puede aprovechar de múltiples maneras y la forma de utilizarlo es única en cada organización. La flexibilidad y facilidad de implementación puede acercarnos a una transformación de negocio completa, en la  que en el camino se puede incorporar la Inteligencia Artificial, o la gestión de procesos de negocio a través de tecnologías como BPM. Lo importante es tener la determinación de iniciar, enfrentar el reto, y emprender el viaje, para mantenerse competitivo en la era de la automatización.