Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio, es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en tu navegador web .

Todo el mundo sabe que la automatización lleva la productividad al siguiente nivel. También es evidente que hay muchas opciones de tecnología de automatización disponibles. Lo que no es tan obvio es identificar qué tecnología usar para obtener el máximo beneficio de la automatización, especialmente para los trabajadores del conocimiento.

Automatización de procesos

Cuando Henry Ford introdujo la línea de montaje en 1913, definió el proceso de fabricación de automóviles como una secuencia de tareas específicas. La automatización ayudó a hacer avanzar el proceso a un ritmo constante entre 45 pasos sin demoras, y el ensamblaje de un automóvil modelo T tomó 93 minutos . Hoy avanzan en el entorno de oficina moderno, y los conductores son los flujos de trabajo preestablecidos dentro de las soluciones comerciales (ERP, CRM, HRMS y otros) y los sistemas de automatización del flujo de trabajo, en lugar de una cinta transportadora.

Automatización para el trabajador del conocimiento

En 1913, aunque la línea de montaje movía automáticamente los coches entre las estaciones, el trabajo todavía se hacía manualmente. Más tarde, los robots industriales para tareas específicas permitieron automatizar operaciones particulares y gradualmente aceleraron y mejoraron el proceso de fabricación para lograr una calidad predecible y constante para los productos finales.

La automatización robótica que funciona bien en la fábrica no es tan fácil de aplicar en la oficina. Cuando el consultor de gestión, educador y autor austriaco Peter Drucker definió el concepto de trabajador del conocimiento, también explicó los desafíos de este trabajo. A diferencia de un trabajador de fábrica que sigue el procedimiento prescrito, un trabajador del conocimiento generalmente recibe la tarea en la forma del resultado requerido y tiene que encontrar la manera de lograrlo. Eso hace que la automatización de los trabajos de los trabajadores del conocimiento, sea extremadamente difícil.

Automatizar la rutina simple frente al trabajo inteligente

Para abordar el desafío de los trabajadores del conocimiento, las tareas del trabajador deben clasificarse, separando las operaciones predecibles, repetitivas y bien definidas del trabajo más flexible, que requiere juicio humano y toma de decisiones. Un ejemplo de la primera tarea sería crear una factura a partir de la orden de compra. Si una orden de compra se registra en el ERP / sistema de contabilidad y se aprueba, la creación de facturas requiere que un empleado siga estrictamente el procedimiento definido para crear y enviar facturas.

Sin embargo, un paso antes (recibir y procesar una orden de compra) requiere inteligencia humana, ya que las órdenes de compra a menudo vienen en forma de documento. Por lo tanto, es necesario leerlos y comprenderlos, y es necesario extraer la información antes de pasar al siguiente paso.

Esto puede parecer simple, pero considerando la variedad de formatos diferentes de órdenes de compra, obtener los datos correctos se vuelve bastante complejo. No puede simplemente asumir que el número de orden de compra está en la parte superior y la cantidad total está en la parte inferior; La tecnología de automatización necesita encontrar, leer los datos y luego validarlos con precisión.

Ingrese a la automatización inteligente

Se han introducido una variedad de soluciones, que incorporan automatización inteligente (IA), para ayudar a los trabajadores del conocimiento con sus tareas aumentando el juicio humano.

Considere tres:

1. Procesamiento inteligente de documentos
Al utilizar la tecnología de reconocimiento óptico de caracteres (OCR) y el aprendizaje automático, una solución de automatización inteligente puede procesar documentos, incluidas las órdenes de compra con todos sus números, de forma rápida y precisa. En caso de duda, puede solicitar validación humana. Automation Anywhere IQ Bot es un ejemplo de tal solución, que procesa documentos y maneja los procesos críticos que no se consideraban candidatos a la automatización no hace mucho tiempo.

2. Comunicarse con bots
El procesamiento del lenguaje natural (NLP) hace posible que las máquinas comprendan las comunicaciones humanas y transformen esas comunicaciones en solicitudes estructuradas que los robots de automatización, o bots, pueden cumplir. Así funcionan Siri y Alexa en el hogar. Tecnologías similares han llegado al entorno laboral, ayudando a los trabajadores del conocimiento a comunicarse con los bots. El asistente digital de Automation Anywhere AARI es un ejemplo que agiliza la colaboración humano- bot en todas las aplicaciones y entornos, para el back office, el front office, cualquier oficina.

3. Descubrimiento de procesos
La tecnología también puede ayudar a automatizar la automatización. El primer paso de cada proyecto de automatización es documentar el proceso “tal cual” y diseñar el proceso “futuro” automatizado óptimo. La tecnología de descubrimiento de procesos puede ayudar a analizar cómo los trabajadores del conocimiento del equipo realizan tareas similares e identificar la ruta óptima, que podría enseñarse a todo el equipo. La revisión experta o automatizada de pasos repetitivos también ayuda a encontrar oportunidades de automatización dentro del proceso. Con estas soluciones inteligentes y más, el trabajo puede funcionar mejor para que los usuarios puedan aumentar su productividad y concentrarse más en tareas de mayor valor. Descubra qué pueden hacer por su empresa.


Compartir este artículo


Escribe un comentario