Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio, es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en tu navegador web .

La demanda de servicios de nube seguirá incrementándose en el 2021 en pequeñas y grandes empresas, producto de las estrategias a las que han recurrido para lograr sobrevivir en el mercado, debido a la llegada del Covid-19, al fuerte golpe que sufrieron por las medidas sanitarias, y la reducción en ventas.

Según estimación del mercado de Cloud por Enrique Phun, Senior Analyst Enterprise and Cloud, IDC LATAM (septiembre de 2020), el mercado de nube en Centroamérica se incrementará con un crecimiento anual compuesto del 25% (SaaS), 44% (PaaS) y 39% (IaaS) para el escenario de nube.

Incremento del mercado de nube en Centroamérica:
25% en SaaS
44% en PaaS
39% en IaaS

 

La aceleración de la nube se acentúo con la pandemia y los números de IDC así lo demuestran. Al presentarse restricciones y cambios forzados en el modelo de negocios, las empresas y organizaciones, tuvieron que buscar la forma de atraer y atender a los clientes, a fin de lograr una reducción de costos y tiempo. 

Por ejemplo, en el caso de los restaurantes, éstos se han visto obligados a evolucionar en su modelo para lograr sobrevivir, ya que el que no tiene una plataforma basada en la nube, estaría destinado a desaparecer.

La transformación digital se aceleró el año pasado y llegó para quedarse. En el caso de la nube, es el servicio de más rápido crecimiento en los últimos 5 años y un pilar de la estrategia corporativa. La flexibilidad de la nube permite adaptarla a casi cualquier requerimiento, convirtiéndola en una oportunidad de diferenciación y de crecimiento en el negocio. La nube es oportunidad.

Si las empresas tienen un valor que pueden entregar a un cliente, solamente deben imaginar cómo brindarlo a través del servicio de la nube apropiada, pues es un medio, para ofrecer a los clientes facilidad y viabilidad. El Cloud se posiciona como un habilitador fundamental para transformar antiguos modelos de negocio que requieren adaptarse al nuevo entorno.

GBM y su servicio de la nube

GBM ofrece a sus clientes una nube que brinda no solamente esos recursos en demanda, sino que los administra por sus clientes y les permite optimizar sus operaciones desde el punto de vista funcional (por el trabajo técnico) y financiero (de la forma más eficiente posible).

Un diferenciador de GBM es que maneja las tecnologías en las premisas del cliente, lo que permite configurar arquitecturas hibridas transparentes, además de que es un asesor de principio a fin para las empresas. Puede ofrecer una propuesta para nube privada, como también para una pública o bien para un modelo híbrido, donde es agnóstica a la “cloud” que se elija, pues no importa si se elige entre GBM, IBM, Microsoft, Google o Amazon, lo que importa es brindarle al cliente una propuesta que se adapte a sus necesidades y objetivos de negocio.

El servicio de la nube de GBM ofrece a sus clientes reducción de costos, agilidad operativa, time to market, definición de necesidades para entregarle al mercado lo que desea e innovación, es decir ofrecer un diferenciador no existente, lo que lo convierte en un facilitador y acelerador para la adecuación de la nube, minimizando los esfuerzos y costos.

Además, GBM ofrece servicios básicos como servidores virtuales o arquitecturas completas para sistemas financieros, inclusive sobre tecnologías de contenedores, utilizando metodologías devops, que desarrolla soluciones en la nube. Además, siempre incluye el valor del soporte y la operación para permitir que las organizaciones se dediquen a sus negocios.

Se trata de quitarle a la empresa la parte operativa o técnica y que pueda confiarlo a una empresa como GBM, experta en esta área. Cualquier compañía que necesite llevar un valor de la forma más oportuna y eficiente, puede adquirirlo. En el caso de quienes ya lo conocen o lo poseen, pueden simplemente asesorarse para hacer más rentable lo que ya les funciona.

La propuesta híbrida de GBM combina lo mejor de los dos ambientes de nube: pública y privada, permitiendo flexibilidad y escalabilidad, a medida que optimiza tiempo y dinero para una empresa. Cuenta con una infraestructura de 9 Data Centers conectados entre los países en los que opera gracias a GBM Cloud, y a nivel global a través de nubes públicas como IBM Cloud, Microsoft Azure, Google Cloud, Amazon Web Services, entre otras.

El portafolio nube híbrida de GBM se conforma por los siguientes servicios:
  • Smart Advisory: consultoría para plan de migración a la nube y/o elaboración de plan de recuperación de desastres. Incluye acompañamiento en ejercicios de recuperación.
  • Smart Capacity: laaS en ambientes compartidos o dedicados. Incluye servicios de enlaces y manejo de cintas.
  • Smart Control: servicio de monitoreo de Infraestructura y aplicaciones. Incluye plataforma de monitoreo y centro de operación con personal dedicado.
  • Smart Backup: servicio de respaldo de datos (Files & folders y datos estructurados) administrado.
  • Smart Recovery: servicio de recuperación de desastres (infraestructura, replicación y administración)
  • Smart Ops: servicio de administración de ambientes de TI según mejores prácticas de la industria.
  • Smart ERP: servicios de ERP de SAP en la nube (infraestructura, software, administración y soporte)

Compartir este artículo


Escribe un comentario