Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio, es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en tu navegador web .

Todo indica que el inicio de la tercera década de este siglo, marcará aún más la carrera entre las compañías por brindar a sus consumidores y clientes internos, experiencias digitales que acerquen la oferta con la demanda y establezcan relaciones más sólidas quegeneren mayor transaccionalidad e ingresos.

Actualmente en esta carrera, la diversidad es la estrategia para la correcta ejecución con soluciones en entornos de multitecnologías que a su vez son soportadas en nubes híbridas, permitiendo la integración a diferentes plataformas de analytics y business intelligence, conectando con sus usuarios de manera simultánea y en tiempo real.

Sin embargo, el panorama no se plantea igual para todos los sistemas tecnológicos y es que hay particularidades que deben ser consideradas para competir en igualdad de condiciones y es acá justamente donde hay que buscar un “handicap”.

Muchos requerimientos de negocio se convierten, hoy en día en proyectos de misión crítica, los cuales requieren una planeación meticulosa que no solo cumpla las expectativas de presupuesto y tiempo sino también las necesidades del negocio.

Sistemas basados en ambientes SAP, plantean retos interesantes que generan una estrecha relación técnica y de negocio, provocando un acercamiento cada vez mayor entre los departamentos de TI con las diferentes áreas de mercadeo y ventas, finanzas y logística y aquellas relacionadas con los índices de satisfacción o experiencia del cliente.

Implementando SAP
El siguiente paso evolutivo está en SAP HANA y la suite S/4 HANA que colocan cada vez más cerca las versiones tradicionales SAP ECC en “Sistemas Legados” y con un soporte del fabricante a estas versiones anunciado hasta el año 2025, pone en perspectiva una situación que trae retos adicionales para las organizaciones TI: cumplir con las expectativas del negocio mientras en paralelo se plantean los proyectos de migración a HANA.
 
En el papel y a muchos metros de altura, la migración a HANA pudiera parecer una tarea sistemática, pero la realidad es que requiere de muchos factores adicionales que determinarán una migración satisfactoria como: alineamiento correcto de las necesidades del negocio, liderazgo ejecutivo dedicado a las iniciativas del proyecto, recursos calificados (internos y externos) para la ejecución, correcta administración de los riesgos presupuestales y de línea base, y más importante aún, riesgos de impacto en el negocio justamente este último es el más sensible por cuánto la transparencia que debe suponer de cara a los clientes y usuarios de dichos sistemas.

Indudablemente estos proyectos consumirán todos los recursos internos de soporte SAP, acompañando al proyecto en todas sus fases, generando la interrogante de cómo se operará y gestionarán los sistemas actuales; el show debe continuar.
 
Mientras la batería de recursos se destina a los proyectos de migración, buscar alternativas tercerizadas resulta una solución viable en todo sentido y así plantarle cara a la operación y gestión de los sistemas actuales.

Soluciones como los servicios SmartOps para ambientes SAP, proveen una capa BASIS, que resuelve a cabalidad esta necesidad garantizando por medio del marco de actividades de soporte BASIS definidas, la correcta administración de los sistemas de forma 100% remota utilizando los recursos del Centro de Excelencia regional de GBM.

Metodologías de trabajo basadas en las mejores prácticas dictadas por ITIL, ofrecen para estas tecnologías, una gestión que incluye el monitoreo en una base 7x24, de los sistemas mediante la integración por medio de SAP SOLMAN, lo que permite tener visibilidad de los principales procesos técnicos de negocio en todo el entorno del sistema, gestión de los EWAs y reacción proactiva ante cualquier evento que pudiera interrumpir la continuidad de los sistemas.

Parte del servicio también incluye diferentes tareas definidas, que van desde la ejecución de transportes SAP hasta la instalación de service tools y modificaciones de parámetros SAP Netweaver y sus bases de datos.

No es necesario sacrificar la operación actual, ni poner en riesgo la relación comercial con los clientes mientras todo el enfoque se dedique a las labores de migración. Escoger una adecuada oferta de servicios tercerizados puede brindar ese apoyo requerido que permita mantener la atención y enfoque en el negocio y en sus clientes mientras en paralelo se preparan los escenarios que no solo brindarán una nueva cara al negocio, sino que también aperturarán una diversidad de alternativas en la penetración de nuevos nichos de mercado.
¿Está usted preparado?
 


Compartir este artículo
GBM es reconocida Great Place to Work

27 Mayo, 2019 | En la más reciente gala de premiación realizada por el instituto Great Place To Work (GPTW) en la ciudad de Tegucigalpa, Honduras, GBM fue galardonada como una de las mejores multinacionales para trabajar en Centroamérica y El Caribe. Este reconocimiento otorgado por primera vez a la compañía, representa la percepción de más de 110.000 colaboradores de diferentes empresas de la región y destaca la innovación, creatividad y mejora continua que impulsa GBM para el bienestar y el desarrollo del talento dentro de su modelo de cultura y clima organizacional.  Entre las múltiples fortalezas que hicieron a GBM acreedora de este reconocimiento, destacan sus programas de formación continua tales como Top Talent y GBM Leader, las iniciativas de Responsabilidad Social Corporativa con impacto hacia lo interno como externo de la organización, así como estrategias de celebración que impulsa la compañía para el colaborador. La clave del éxito es nuestro talento Anualmente la compañía realiza estudios de clima organizacional con el fin de identificar fortalezas, así como áreas de mejora que permitan a los colaboradores vivir una experiencia enriquecedora, de crecimiento y estabilidad. “Para GBM, la evaluación de clima y cultura organizacional es un aspecto fundamental y uno de los principales mecanismos de comunicación con nuestros colaboradores. Año con año consideramos los resultados obtenidos para diseñar parte del plan estratégico. Ser la empresa líder en la gestión de tecnologías de información para la región centroamericana y del Caribe, no sería posible sin el talento humano con que contamos”, resaltó Ramón Aguilar, Presidente y CEO de GBM. En la actualidad, más de 1.600 colaboradores conforman la compañía que cuenta con operaciones en Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala y República Dominicana, Venezuela y Miami. En GBM el liderazgo participativo es clave para lograr el éxito. Por esta razón la firma busca alcanzar sus objetivos a través de planes de desarrollo en todos los niveles organizacionales. Sus líderes son personas que motivan y generan un ambiente positivo con el fin de impulsar en sus colaboradores el deseo y reto de aspirar a un mayor crecimiento y desarrollo tanto profesional como personal. Bajo este enfoque, buscan que sus colaboradores generen su propio crecimiento en la compañía, con una relación abierta y cercana que permita fortalecer sus competencias y detectar áreas de constante mejora. Los valores corporativos de GBM son: Confiabilidad, Transparencia, Disciplina y Coraje. La organización promueve en los colaboradores que conforman la compañía, prácticas relacionadas a trabajo colaborativo, agilidad, eficiencia y enfoque al cliente. Sobre Great Place To Work GPTW es un instituto especializado en realizar investigaciones sobre temas relacionados a clima y cultura organizacional, innovación, servicio al cliente, liderazgo, entre otras temáticas. Con más de 30 años de experiencia y alto reconocimiento mundial, a nivel centroamericano y del Caribe, tan solo en el 2018, 221 organizaciones fueron parte de investigaciones con el instituto; resultando en la percepción de más de 136.00  colaboradores.

Smart IT

27 Mayo, 2019 | En marzo se dieron cita más de 400 ejecutivos para conocer sobre las últimas tendencias que evolucionarán el mundo empresarial. Esto fue en el evento “Smart IT” organizado por GBM, el cual permitió la presentación de temas como: innovación acelerada con la nube híbrida, procesos inteligentes a través de SAP, además cómo evolucionar el sitio de trabajo con tecnología. El evento se realizó en Costa Rica y Panamá, el 07 y 21 de marzo respectivamente. Según Gabriela Hidalgo, Gerente de Mercadeo de GBM, la innovación de las empresas actualmente comienza con todo lo relacionado a temas de TI para modernizar sus prácticas de negocio, ser más eficientes, e impulsar el crecimiento de la productividad nacional. Hidalgo agregó que el uso de la inteligencia artificial en entornos empresariales se está revelando como una de las principales aportaciones de la digitalización para las organizaciones, al contar con herramientas tecnológicas que nos apoyen adecuadamente en nuestras labores diarias, así como en la toma de decisiones. En la agenda de “Smart IT” se desarrollaron 3 charlas tipo plenarias, incluyendo las conferencias de la empresa IDC de México, en donde se presentaron las tendencias de tecnología para el 2019 y el rol de los CIOs así como 9 sesiones simultáneas con diversidad de temas. Además, se incursionó en un espacio para reuniones de 30 minutos, en donde los asistentes revisaron temas con los conferencistas, los especialistas de GBM y los socios aliados. Durante el evento también hubo un panel de expertos para discusión de diversos temas tecnológicos y una sección de networking que generó espacios para negociaciones y fue el lugar propicio para que los ejecutivos de altas gerencias intercambiaran experiencias, socializaran y compartieran tiempo de esparcimiento. “Smart IT, convocó una audiencia interesada en conocer las novedades de la industria de TI, quienes deseaban actualizarse sobre las nuevas herramientas, metodologías y tendencias que trae la tecnología al mundo empresarial”, amplió Hidalgo.

Retos digitales, liderazgo a prueba

27 Mayo, 2019 | La digitalización de los negocios sigue avanzando y con ello, la presión de transformación sobre los líderes de todas las empresas de la región. Cada industria adopta un nombre para esta tendencia, industria 4.0 para manufactura, salud 4.0, Fintech para banca, Suretech para los seguros, no importa como se le nombre, para los líderes la pregunta siempre es la misma, ¿cómo las tecnologías digitales emergentes cambiarán la forma de hacer negocios en nuestra industria? Aunque la pregunta es genuina y hasta justificada, invita a quién la formula y a quién la escucha a pensar que la transformación digital se trata sobre tecnología y que el primero que utilice blockchain, inteligencia artificial o Internet de las cosas, por mencionar algunas tecnologías emergentes, será el que ganará en el mercado, lamentablemente esta lógica no es la correcta ya que la transformación digital no se trata sobre tecnología. Por supuesto, que entre los “ingredientes” a utilizar en una transformación digital están las tecnologías (algunas de ellas emergentes), pero decir que la transformación digital se trata sobre adoptar Internet de las cosas es como decir que el éxito de un restaurante de pasta radica en utilizar un nuevo tipo de tomate. Claro que los ingredientes son importantes pero el éxito de un restaurante radica en la experiencia que la gerencia quiera crear y en los exquisitos platos que su cocina pueda producir; lo mismo pasa con la transformación digital de las empresas y es en este punto donde inician las pruebas del liderazgo en la organización. Lo más difícil para el liderazgo de la empresa es definir una visión y estrategia digital clara en donde se articule, en palabras sencillas (que todos los colaboradores pueden entender), qué áreas del negocio se transformarán y cómo se ve ese estado digital futuro deseado de la empresa, por ejemplo las áreas de servicio al cliente usarán canales digitales (móviles, web) para responder lo más rápido posible las solicitudes de los clientes. Lo anterior puede ser claro de comunicar y tener una visión de negocio de ampliar y mejorar la experiencia del cliente para fidelizar el consumo de productos de la empresa, pero también tiene una probabilidad muy alta de causar miedo entre los colaboradores de perder sus empleos por la digitalización del trabajo con inteligencia artificial. Estos son algunos de los retos que enfrenta el liderazgo al definir una visión y estrategia digital. Las empresas locales aún tienen productos análogos que pagan las cuentas y en este punto es necesario que coexista lo análogo con lo digital mientras se transforman las fuentes de ingreso del negocio. Por ejemplo, una empresa puede tener un producto análogo muy exitoso que es utilizado por una población mayoritariamente baby boomers que su nivel de uso de tecnología es bajo y al mismo tiempo necesita transformar este producto para que sea más consumido por generaciones Z y Millenials. Esta “acrobacia” entre lo análogo y lo digital no es nada fácil y pone a temblar hasta los directores y máster de negocios más experimentados. Este reto lo conocen con mucho dolor los periódicos y las revistas, sin embargo la mayoría de las industrias ya están sintiendo la presión. El reto más grande para el liderazgo de las empresas locales es confiar en el talento interno (los cocineros) de la organización y darles la oportunidad de transformar las operaciones y/o los productos “análogos” a un nuevo estado digital que sorprenda a los clientes. Estos líderes tienen el reto de encontrar la mezcla correcta de capacidades qué van a salir a buscar en proveedores consultivos y tecnológicos y qué capacidades van a darle la oportunidad de desarrollar al talento interno. No hay receta correcta en este punto, dependerá del momento en el tiempo que se encuentre la empresa y de su estrategia digital. Uno de los retos más pesados que enfrentan las empresas de la región centroamericana, es convencer a los directivos más altos de la organización de invertir tiempo, dinero y recursos en iniciativas de innovación digital que experimenten con tecnologías emergentes para optimizar el negocio y crear nuevos productos. A diferencia de empresas grandes (internacionales) que entienden el valor estratégico de invertir un porcentaje de sus ingresos en innovación, las empresas locales todavía encuentran dificultades para justificar inversiones de este tipo y en la mayoría de los casos se debe a las presiones de generar resultados de negocio cada trimestre. Lo anterior, pone una camisa de fuerza a las empresas locales para iniciar su viaje de digitalización. Las iniciativas de innovación necesitan “respirar”, necesitan un tiempo para encontrar las áreas del negocio a impactar y la combinación correcta de tecnologías para generar ese impacto, lo anterior solo se logra con experimentación y luego de encontrar una “receta” correcta es necesario pasar un espacio de adopción de los clientes/usuarios. En todo ese tiempo los beneficios económicos para el negocio son nulos y esto es difícil de defender frente a los directores de las empresas. Otro de los retos que enfrenta el liderazgo es no caer en “el teatro de la innovación” en dónde se hacen eventos como ideathones, hackathons, o se hacen conferencias con “gurús” internacionales que al final del día no generan ningún impacto tangible en el negocio. Estos eventos y actividades pueden ser muy buenos impulsando la transformación digital cuando se alinean con objetivos de negocio claros. El “espejismo” tecnológico es una gran trampa para el liderazgo, ya que las empresas se dejan llevar por la idea que necesitan “adoptar” una tecnología emergente específica (digamos Blockchain) que lidere la transformación digital. Esto no solo es incorrecto desde la perspectiva técnica, ya que ninguna tecnología por sí sola puede crear un producto digital completo que impacte positivamente al negocio, sino que deja de lado la verdadera transformación que está liderada por iniciativas de negocio que crean nuevos productos, interacciones y experiencias digitales que sorprenden a los clientes para generar nuevos ingresos. Aunque pareciera contradictorio el hecho de que las empresas de la región centroamericana sean de un tamaño no tan grande, les entrega una autonomía ideal para experimentar con tecnologías emergentes como inteligencia artificial, cloud, Internet de las cosas y con ello encontrar la receta que permita la mejor combinación para potenciar sus operaciones con las realidades de los mercados donde se encuentran. Esto, sin duda es una oportunidad de las empresas locales para adoptar algunas características de startup y llevar productos innovadores al mercado más rápidamente, incluso compitiendo con ofertas de transnacionales o gigantes tecnológicos. En este punto estimado lector lo invito a reformularse la pregunta del inicio de este artículo de la siguiente forma: ¿cómo debo de cambiar mi negocio para resolver las necesidades que atendemos de nuestros clientes con interacciones y experiencias que los sorprendan utilizando tecnologías digitales? Al final del día la transformación digital no se trata sobre la tecnología, se trata de elevar la conexión humana por  medio de experiencias que aumenten la calidad de vida de los clientes respetando su privacidad digital.



Escribe un comentario