Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio, es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en tu navegador web .

La tecnología de machine learning y la inteligencia artificial (IA) son ahora componentes esenciales de cualquier estrategia efectiva de defensa  antifraude. Como ya sabemos, toda acción defensiva trae consigo una reacción criminal equivalente debido a que los hackers siempre intentarán evadir los controles. Entonces, si la IA está siendo utilizada para prevenir el fraude, ¿qué evita que los hackers empleen la misma tecnología, no solo para vencer los sistemas de defensa tradicionales sino también los basados en IA?

Como punto de partida de este experimento, analizamos los posibles casos en que los criminales sacarían ventaja de IA:

  • Creación de malware más poderoso e inteligente
  • Debilitación de controles de autenticación
  • Engaño al monitoreo transaccional basado en reglas
  • Mejoras en los ataques de phishing

Primera estapa de la investigación:

El ataque y la evolución de estrategias de detección.

Para llevar a cabo esta prueba, decidimos escoger las “mejoras en los ataques de phishing” como nuestro enfoque; entonces, el interrogante sería ¿qué tal si los estafadores emplean inteligencia artificial para crear URL más efectivas que puedan evadir el software de detección?

Con la pregunta clave ya planteada, empezamos la búsqueda de cuál inteligencia artificial sería la vencedora. Para poder hacer la comparación de efectividad de IA, necesitamos conocer cómo se llevan a cabo los ataques de phishing tradicionales. El phishing tradicional sigue un mismo proceso en el cual los criminales buscan los blancos más vulnerables, crean sitios fraudulentos y despliegan su ataque. Un sistema tradicional de detección de phishing emplea reglas estáticas para identificar patrones conocidos de fraude y desactiva las URL que encienden las alertas basadas en dichas reglas. Este método resulta en un alto número de falsos positivos y negativos, concediéndole así la ventaja a los cibercriminales.

Cuando nosotros utilizamos algoritmos inteligentes, en vez de un sistema basado en reglas para encontrar patrones nuevos y conocidos, el método ataque de los estafadores sigue siendo el mismo, pero la tasa de detección de las URL de phishing se eleva hasta un 98.7%. Tenemos nuevamente la ventaja.

Pero ¿podríamos continuar con nuestra racha ganadora si los criminales deciden emplear tecnología de IA para su beneficio? Para saber esto con certeza, creamos un grupo hipotético de atacantes. Después de explorar los datos existentes de phishing, logramos determinar grupos o “bandas” de estafadores. Identificamos estos grupos al buscar URL que seguían un patrón similar que provenían de un mismo dominio. De ese modo encontramos a la banda Purple Rain, hábil grupo de estafadores. Este grupo logró una tasa de éxito de 0.69% haciendo uso de varias estrategias tradicionales. Esto significa que el 0.69% de sus ataques no fueron detectados por los sistemas anti-phishing. Este porcentaje de éxito puede parecer muy pequeño, pero es tres veces más alto que el de otros atacantes.

Segunda etapa de la investigación:

Mejorando la creación de URL usando IA

Para la siguiente etapa del experimento, creamos un generador de URL basado en IA. Con esto fue posible modelar lo que la banda Purple Rain probablemente haría con IA: crear rápidamente una gran cantidad de URL específicamente diseñadas para minimizar la detección de los sistemas antifraude y maximizar el éxito de los ataques de phishing. Con la automatización de la generación de URL (en la cual se utilizaron los ataques previos de Purple Rain incluyendo URL, institución afectada, dominio comprometido, etc.) la eficiencia operacional mejoró dramáticamente.

Entonces ¿qué sucedió cuando la banda empezó a emplear IA maliciosa? ¡Su tasa de éxito se incrementó en 3000%, de 0.69% a 20.9%!

Tercera y última etapa de la investigación:

¿Estamos Perdidos? Afortunadamente ¡No!

Nuestro experimento nos enseñó que la IA puede llegar a ser extremadamente útil para los estafadores. ¡Pero eso no significa que no hay esperanza!

En la última fase del experimento, decidimos volver a nuestra posición de buenos, solo que esta vez mejoramos nuestro sistema de IA y entrenamos a nuestro algoritmo para que anticipara el uso de IA maliciosa. De esta forma, fuimos capaces de reducir la eficiencia de tal tecnología, derrotando así el sistema malicioso que creamos cuando actuamos como la banda Purple Rain.

Es cierto que fuimos capaces de vencer la IA maliciosa en nuestro propio experimento, pero ¿podríamos llevar estos resultados al mundo real contra atacantes armados con la tecnología de IA? La respuesta es sí. No solo ya contamos con IA integrada en nuestras soluciones de seguridad, sino que gracias a nuestro experimento también sabemos cómo actuarían los estafadores haciendo uso de IA. Además, el enorme banco de datos de phishing que hemos construido gracias a nuestras aplicaciones nos da la ventaja. De forma similar a cuando encontramos la banda Purple Rain, detectamos y analizamos la estrategia de otros grupos capaces de aprovechar la IA. Entendiendo sus tácticas, podemos mejorar más rápidamente nuestros propios sistemas para derrotarlos.

Incluso si los cibercriminales emplean la IA para lanzar ataques más nefastos, nosotros estamos preparados con tecnología más fuerte y eficaz. En la batalla de IA contra IA, siempre estaremos un paso adelante.


Compartir este artículo

Artículos relacionados

Por: Luis Alonso Ramírez

16 Agosto, 2021

Security Operation Center como un servicio: una mirada más cercana.

  Explore las capacidades que ofrece un proveedor de soluciones SOC como servicio. Descubra cómo funciona el SOC como servicio. Comprenda cómo una solución SOC como servicio complementa los servicios de su MSP. Ninguna oferta de seguridad lo hace todo. Las soluciones SIEM, los MSP, los MSSP y los proveedores de MDR tienen todos sus puntos fuertes, pero ninguno aborda todas las necesidades. Como resultado, muchas organizaciones encuentran desafiante armar una estrategia de ciberseguridad completa que brinde protección integral contra amenazas conocidas y desconocidas. Sin embargo, no todo está perdido. Existe aún otra categoría de proveedores de servicios que se especializan en seguridad para empresas que no pueden permitirse administrarla internamente.  Pero no hay necesidad de sentirse abrumado. El centro de operaciones de seguridad (SOC) como servicio (SOCaaS) ofrece un servicio de seguridad integral con un enfoque en la detección de amenazas y la respuesta a incidentes. En este artículo nos vamos a sumergir en SOCaaS y describir cómo esta solución puede mejorar su postura de seguridad al brindarle acceso a personas, procesos y tecnología imprescindibles en una sola propuesta. SOCaaS: más que una Gestión de Detección y Respuesta SOC as a Service ofrece más que un proveedor tradicional de servicios de seguridad administrada. Recuerde: un MSSP se enfoca en la administración tradicional de dispositivos y alertas básicas, mientras que SOCaaS es un tipo de seguridad como servicio que se enfoca en detectar y responder a amenazas que eluden sus controles preventivos. Cuando busca expertos en seguridad que puedan detectar amenazas de manera proactiva y brindarle información procesable para mitigarlas, los proveedores de SOCaaS son su mejor opción. Como SOC subcontratado, SOCaaS es más que una solución gestionada de detección y respuesta.  Es una solución llave en mano centrada en la detección de amenazas en tiempo real y la respuesta a incidentes. Las soluciones SOCaaS también incluyen un SIEM basado en la nube, análisis forense, evaluación de vulnerabilidades e informes de cumplimiento. Este servicio de seguridad integral y de extremo a extremo es ideal para empresas con presupuestos y recursos limitados. Las empresas que aprovechan SOCaaS esencialmente subcontratan a las personas, los procesos y la tecnología necesarios para un SOC.  Todos los componentes necesarios y el personal de un SOC (SIEM, analistas de seguridad, personal de respuesta a incidentes, etc.) se operan y administran fuera del sitio, y el proveedor de SOCaaS los entrega como un servicio basado en la nube. Como resultado, se elimina la mayor parte de la complejidad asociada con la gestión de un SOC en las instalaciones. Con una solución SOCaaS, ustedes se benefician de: Menos alertas y un mínimo de falsos positivos La capacidad de aprovechar los productos puntuales existentes Visibilidad centralizada Experiencia en seguridad Capacidades de respuesta a incidentes Evaluaciones periódicas de vulnerabilidad Monitoreo 24x7 Gastos operativos predecibles a través de una suscripción mensual fija ¿Cómo funciona SOCaaS? SOCaaS es un servicio integral que aprovecha la infraestructura existente de su organización, la tecnología patentada del proveedor y los conocimientos y la experiencia de un asesor de seguridad dedicado para brindar una solución de seguridad completa.  Monitoreo de red 24x7 y recopilación de datos de registro. Es raro encontrar una empresa en estos días que no aproveche los servicios basados en la nube para una cosa u otra. Hoy en día, las empresas suelen tener una infraestructura de TI híbrida que consta de algunas aplicaciones y hardware que se ejecutan en las instalaciones, así como en la nube pública.  Es fundamental que todo este entorno de TI se supervise las 24 horas, los 7 días de la semana. De lo contrario, tendrá puntos ciegos donde la actividad maliciosa puede pasar desapercibida. Las soluciones SOCaaS brindan la visibilidad de 360 grados necesaria en su entorno de TI. Incluyen un servicio de supervisión totalmente integrado que puede proteger la infraestructura y los recursos de TI dondequiera que residan: en las instalaciones de la empresa, en una infraestructura de nube pública, en aplicaciones SaaS o en servicios de seguridad alojados.  Los expertos en seguridad del proveedor de SOCaaS tienen visibilidad tanto en la nube como en los sistemas locales, lo que les permite detectar ataques dondequiera que amenacen su negocio.  Esta visibilidad se consigue de dos formas. Sensores en las instalaciones, es la primera. Un proveedor de SOCaaS utiliza sensores implementados en segmentos de red específicos del entorno de TI de la organización para inspeccionar el tráfico de red y recopilar flujos de red y registros de múltiples dispositivos, computadoras portátiles y servidores en esas redes. Los sensores comienzan inmediatamente a recopilar la actividad del sistema y la red y la envían al SOC basado en la nube del proveedor, donde se analiza en tiempo real. Los sensores en las instalaciones se pueden implementar en una configuración en línea o fuera de banda.  Con una configuración en línea, el sensor puede alertar y bloquear activamente el tráfico hacia fuentes y destinos maliciosos. En una configuración fuera de banda, el sensor puede alertar y monitorear pasivamente (pero no bloquear) el tráfico malicioso escuchando en un puerto de red test access point (TAP) en un switch. API para servicios en la nube, es la segunda. Para monitorear la actividad de la nube, los proveedores de SOCaaS utilizan sensores virtuales que aprovechan las interfaces de programación de aplicaciones nativas (API) para monitorear la infraestructura de la nube pública (como Amazon Web Services y Azure), aplicaciones de software como servicio (como Office 365 y Salesforce), y entornos de seguridad como servicio (como Okta).      Estas API brindan una visibilidad completa de la red, el sistema y la actividad del usuario en estos entornos de nube. Los proveedores de SOCaaS pueden detectar los siguientes eventos y alertas de IaaS: Uso sospechoso de recursos, como: Acceso no autorizado a la consola web. Detener, reiniciar, finalizar instancias. Eliminaciones masivas de recursos. Creación de nuevos usuarios y grupos de seguridad. Perfiles de usuario actualizados Actividad maliciosa, como: Inicios de sesión de fuerza bruta. Acceso concurrente desde múltiples geolocalizaciones. Inicios de sesión desde direcciones IP incluidas en la lista negra. Acciones administrativas sospechosas. Los proveedores de SOCaaS pueden ver los siguientes eventos y alertas de SaaS: Actividad sospechosa, como: Modificaciones a la configuración de autenticación. Actividad de inicio de sesión anómala. Estado de cuenta de usuario anómalo. Cambios y restablecimientos de contraseña de usuario. Acceso geográfico no autorizado. Acceso no autorizado, como a través de: Inicios de sesión de fuerza bruta. Acceso concurrente desde múltiples geolocalizaciones. Carga o descarga de datos sensibles. SIEM escalable, basado en la nube y multi-tenant Como implica el apodo de “como servicio”, las soluciones SOCaaS están basadas en la nube. La arquitectura de múltiples inquilinos altamente escalable de la nube juega un papel crítico al permitir que los proveedores de SOCaaS ingieran, analicen y analicen cantidades ilimitadas de datos de registro sin procesar de múltiples empresas. Una solución SOCaaS combina inteligencia humana y de máquina para analizar millones de eventos en tiempo real para la detección de amenazas 24x7. El aprendizaje automático, las fuentes de inteligencia de amenazas y las herramientas de análisis de seguridad de big data recopilan y correlacionan eventos de seguridad de toda la infraestructura, los dispositivos de seguridad y las aplicaciones. Esto requiere un entorno altamente escalable. La infraestructura basada en la nube permite que una solución SOCaaS realice una correlación en tiempo real mediante: Ingestión de miles de millones de eventos al día. Analizar y agregar datos de registro en observaciones estructuradas. Analizar datos en contexto utilizando análisis de comportamiento y feeds de inteligencia de amenazas externas para detectar malware avanzado, amenazas de red emergentes, direcciones IP maliciosas y URL. Priorizar incidentes. El entorno basado en la nube también permite a los ingenieros de seguridad del proveedor de SOCaaS acceder a datos relacionados con la seguridad en una variedad de formas: datos sin procesar y estructurados, u observaciones y alertas. Machine Learning aumentado por humanos El aprendizaje automático juega un papel cada vez más importante en las soluciones de seguridad. Es un campo de la informática que implica dar a las computadoras la capacidad de aprender y actuar sin estar programadas explícitamente para hacerlo.  La tecnología hace que sea más fácil para las organizaciones identificar ciberataques avanzados pero, como un SIEM, no es la panacea que muchos profesionales de la seguridad esperan que sea. El aprendizaje automático no es una tecnología de "configúrelo y olvídese".  Así como los ciberataques han evolucionado sus amenazas para eludir los controles preventivos, también han transformado su malware e inventado nuevos métodos de entrega para eludir las técnicas de aprendizaje automático. Es por eso que los proveedores de SOCaaS aumentan sus tecnologías de aprendizaje automático con inteligencia humana. El aprendizaje automático aumentado por humanos permite a los proveedores de SOCaaS detectar amenazas, reducir los falsos positivos y acortar el tiempo entre la detección y la respuesta.  Los ingenieros de seguridad del proveedor aplican su experiencia de la vida real en el manejo de amenazas emergentes, que pueden no ser fácilmente caracterizadas por técnicas estándar de aprendizaje automático, para identificar comportamientos maliciosos que eluden las tecnologías de aprendizaje automático. La experiencia que necesitas Las tecnologías y los procesos de una solución SOCaaS se complementan con profesionales de seguridad capacitados.  Además de los ingenieros que aumentan aprendizaje automático para la inteligencia, el SOCaaS está respaldado por un equipo de investigadore de seguridad que analizan los eventos de seguridad en nombre de cientos de Empresas y refinan las reglas de correlación utilizados por el SOC.  Sin embargo, cada organización también se beneficia de la atención personal de un ingeniero de seguridad designado, que también actúa como un asesor de confianza para esa Empresa. Este ingeniero de seguridad trabaja con todo el equipo de SOCaaS para monitorear su red y analizar sus eventos de seguridad para la detección de amenazas en tiempo real. Cuando se descubre una amenaza, el equipo de SOCaaS utiliza reglas y escalaciones personalizadas para proporcionar acciones de remediación recomendadas. El modelo de dotación de personal de SOCaaS ofrece a las Empresas el beneficio de un único punto de contacto que está íntimamente familiarizado con sus operaciones de negocio y de TI .  Sin embargo, al mismo tiempo, la Empresa no tiene que preocuparse por contratar y retener a esta persona, mantener sus habilidades o pagar un salario competitivo. Además de lo anterior, un equipo de ingenieros de seguridad: Proporcionar detección continua de ciberamenazas en tiempo real. Trabajar con cada organización para crear un plan de respuesta a incidentes personalizado. Analizar continuamente la inteligencia sobre amenazas para mejorar los controles de seguridad de la organización. Realizar frecuentes análisis de vulnerabilidades y evaluaciones de riesgos para probar la postura de seguridad. Portal de clientes simplificado La subcontratación de la seguridad a un MSSP puede limitar la visibilidad de su propio entorno de TI. Ese no es el caso de SOCaaS, cuyos clientes se benefician de una mayor visibilidad gracias al uso de un portal de clientes simplificado. El portal del cliente permite a los proveedores de SOCaaS transmitir información pertinente en tiempo real a sus suscriptores sobre sus entornos de TI. Los clientes pueden aprender sobre la seguridad de sus redes, aplicaciones y datos, y recibir inteligencia de seguridad procesable de su ingeniero de seguridad dedicado.  En adición, los informes personalizados que permiten comprender rápidamente la seguridad de su postura y cumplir con los requisitos de cumplimiento. El portal de clientes simplificado le debe brindar la capacidad de: Rastrear todo el ciclo de vida de una amenaza. Obtener la visibilidad en sus propias redes. Gestionar los esfuerzos de cumplimiento normativo. Medir su postura de seguridad en cualquier momento con un simple cuadro de mando. Recibir consejos de remediación basados en riesgos basados en escaneos regulares de vulnerabilidades de su entorno. Ver incidentes de seguridad pendientes que deben abordarse. Un portal de clientes simplificado brinda a los clientes de SOCaaS visibilidad de su postura de seguridad. SOC as a Service y su MSP: Una combinación hecha en el cielo Ya antes hemos reconocido el desafío de armar una estrategia de seguridad integral a la luz de las diversas ofertas de subcontratación disponibles. En este punto, es posible que se esté preguntando cómo encaja SOCaaS en la oferta de subcontratación.  La respuesta es que el SOCaaS y los servicios gestionados encajan muy bien. Los MSP brindan una oferta valiosa al administrar de forma remota los servicios y dispositivos de TI para garantizar su tiempo de actividad.  Si surge un problema de red y el tráfico se ralentiza repentinamente, su MSP puede solucionar y resolver el problema para minimizar el impacto en sus usuarios. Sin embargo, si ese problema demuestra ser un indicador de compromiso, el MSP no tiene las habilidades necesarias para investigar más la amenaza.  Aquí es donde interviene su proveedor de SOCaaS, aplicando habilidades de seguridad en profundidad para detectar cualquier actividad relacionada con amenazas, contener la amenaza, brindarle consejos de remediación y realizar análisis forenses. Un proveedor de SOCaaS ofrece visibilidad de 360 grados en y 24x7 y monitoreo de seguridad de su entorno de TI. Subiendo por Aire Uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan las pymes en la actualidad es la gestión de miles de eventos de seguridad. La mayoría de las veces, estas empresas se ahogan en alertas de seguridad, incapaces de entender cuál es el camino hacia arriba.  Las soluciones SOCaaS ofrecen a estas organizaciones la oportunidad de salir a flote.

Por: Luis Blanco

21 Mayo, 2020

Ciberseguridad en tiempos de virus: ¿está preparada su empresa para enfrentar un contagio informático?

San José – Mayo 2020. Sin duda alguna, la nueva década del siglo inició con la noticia de que un nuevo tipo de Coronavirus había nacido en un mercado de animales silvestres en Wuhan, ciudad de la provincia Hubei en China. Es así como, a partir de enero del 2020 y hasta la fecha, la enfermedad producida por el virus se propagó en la mayor parte del territorio de China y fuera de sus fronteras. Contagió a más de 160 países y obligó a todos los gobiernos a tomar las medidas necesarias, para resguardar la salud de la población de una eminente pandemia. El SARS – CoV2 se consagró como un ser microscópico, con una tasa de contagio de 1,4 a 2,5, es decir, cada persona infectada puede a su vez infectar a entre 2 a 3 personas, según datos de la Organización Mundial de la Salud. Hoy los gobiernos de muchos países luchan contra el SARS – CoV2 causante de la enfermedad COVID – 19, por evitar a toda costa el contagio y frenar la pandemia que colateralmente ha dado un duro golpe a la economía por interrupción de la cadena de valor de las principales industrias. Está claro que cuando se trata de salud pública y está en juego la vida humana, se deben tomar acciones para garantizar su estabilidad. No ponemos en duda que las autoridades de salud, los esfuerzos conjuntos de los gobiernos del mundo y la disciplina de las personas para acatar las recomendaciones finalizarán con esta propagación. El tema que atañe a este artículo nos obligaba a conocer los principales datos de la situación actual y dicho lo anterior, el contexto nos demanda hacernos una pregunta. ¿Se ha puesto usted a pensar cómo afectaría el contagio de un virus al mundo cibernético? Sin duda, en lo que respecta a este otro plano, vale la pena recalcar que las compañías y los gobiernos del mundo son poseedores de uno de los activos más importantes de la época: los datos y la información. El espacio cibernético ha estado con predisposición a estas posibilidades desde que la red se globalizó. Tan solo en el año 2019, los malware’s se posicionaron como el principal ataque a los sistemas de las compañías, según el Reporte de Referencia de Cisco del 2019.  Esta forma de afectación consiste en un código malicioso diseñado para infiltrarse en un sistema con el fin de dañar o robar los datos. El correo electrónico es el vector de contagio principal, según los expertos. Los virus informáticos como una peligrosa ofensiva a las compañías del mundo Así como la expansión de la pandemia del COVID – 19 ha llamado la atención en el mundo, primero por el peligro que representa para las vidas humanas, seguido por la recesión y estancamiento de las economías globales, una infección en los sistemas informáticos no debería minimizarse en el mundo de los códigos binarios que resguarda las transacciones, gestiones, información y datos en general de miles de compañías. ¿Están preparados los gobiernos corporativos de las empresas para un contagio cibernético? Un virus informático realmente es capaz de tumbar y sustraer la identidad de un sitio en cuestión de segundos. Según datos de expertos, los ciberataques hoy por hoy están a la orden del día. El origen de estos ataques es incentivado por varias razones, entre ellas curiosidad, fama, explotación de vulnerabilidades, burla, etc, pero la principal de ellas es la extorsión y dinero. Según expertos, se cree que están generando más dinero que el trasiego de drogas. El mundo empresarial está lidiando a menudo con 4 tipos de ataques cibernéticos. Un 90% lo están haciendo contra el Malware, un 89% contra el Phishing, un 47% contra el Social Engineering y un 28% contra el DoS. El caos que estos virus podrían generar en las compañías van desde provocar malestar temporal en el usuario, impedir el funcionamiento de algún equipo, hasta incluso borrar o extraer data sensible de las empresas. ¿Tiene el equipo de ciberseguridad de su empresa un plan de acción para actuar frente a estos ataques? Aunque la pregunta puede resultar obvia, las últimas cifras globales dicen lo contrario. Aunque las compañías y sus directivos de TI mencionen estar preparados para combatir el cibercrimen, la realidad es otra. Solamente en el 2019, el 57% de las empresas de América Latina fueron afectadas por ransomware, el 55% atacadas a través de vulnerabilidades no gestionadas y 53% se vieron afectadas por temas de malware, según el Estado de Seguridad de la Información en la Región. Según Kaspersky, el pasado 2019 confirmó lo importante que es la ciberseguridad en entornos corporativos, donde se registraron fugas de datos significativas tras ataques a empresas públicas, gobiernos municipales y entidades críticas. Tras ese panorama, vaticinan un 2020 con aumento de los ataques en la región, especialmente en aquellos identificados con un impacto mayor en la reputación. Esto también impulsara la expansión de crímenes que no se han desplegado por toda la región, como el SIM swapping y ciertos tipos de ataques financieros. La Guía para el Manejo de Incidentes Computacionales del National Institute Of Standards and Technology (NIST, por sus siglas en inglés), existen 4 fases para la creación de una metodología que prepare al personal ante cualquier incidencia: Fase de preparación: Esto va desde entrenar al equipo de respuesta, hasta la adquisición de las herramientas necesarias, pero también debe prevenir posibles incidentes asegurando que su infraestructura esté lo suficiente segura. Fase de detección y análisis: Como el riesgo residual es inevitable aún después de estos controles mencionados en la fase de preparación, esta fase se vuelve vital para alertar a la organización cuando ocurra un incidente. De acuerdo con la gravedad del ataque, la empresa podrá mitigar el impacto y finalmente contenerlo. Fase de contención, erradicación y recuperación: durante esta fase puede que se regrese a la etapa de detección y análisis. Por ejemplo, mientras erradicamos un incidente de malware en un equipo, verificamos si hay equipos adicionales infectados. Fase post accidente: en esta fase se emite el informe donde se detallan las causas, el costo del incidente y los pasos que la organización debe tomar para prevenir incidentes a futuro. Desde luego, tener un plan de acción o metodología para hacerle frente al panorama de ataques se debe complementar con la actualización de los equipos y las herramientas involucradas en la defensa de la red. En el mercado existen muchas de ellas que pueden ayudar a prevenir estos inicidentes. Un gran ejemplo de ello es Qradar, el SIEM de IBM disponible a través de GBM, el cual valiéndose de Inteligencia Artificial permite análisis cognitivo, ayudando a detectar y tomando decisiones de una forma más agilizada. Virus hay de muchos sabores y colores. Al igual que sucede en el campo biológico con los virus, en el cibernético estos están en una mutación constante y cada día pueden surgir nuevos tipos de ellos. Puede que se logre inmunizar los equipos de un virus basado en vulnerabilidad aplicando un parche o una actualización, pero diariamente se están creando nuevas versiones de ellos, unido a la astucia e innovación con la que están actuando los malhechores del internet.   Fuentes: Instituto Salud Global de Barcelona: https://www.isglobal.org/coronavirus Organización Mundial de la Salud: https://bit.ly/2UvpsQq Johnns Hopkins University and Medicine: https://coronavirus.jhu.edu/map.html Reporte de referencia Cisco 2019: https://bit.ly/2Up3P43 Estado de Seguridad de Información en las empresas de la Región - https://bit.ly/3aGOFxn Cumbre Latinoamericana de Seguridad de Kaspersky - https://bit.ly/2S4RstM National Institute of Standards and Technology https://bit.ly/3duvoAZ Guía del NIST https://nvlpubs.nist.gov/nistpubs/SpecialPublications/NIST.SP.800-61r2.pdf

Por: Edwin Iraheta

27 Mayo, 2019

Retos digitales, liderazgo a prueba

La digitalización de los negocios sigue avanzando y con ello, la presión de transformación sobre los líderes de todas las empresas de la región. Cada industria adopta un nombre para esta tendencia, industria 4.0 para manufactura, salud 4.0, Fintech para banca, Suretech para los seguros, no importa como se le nombre, para los líderes la pregunta siempre es la misma, ¿cómo las tecnologías digitales emergentes cambiarán la forma de hacer negocios en nuestra industria? Aunque la pregunta es genuina y hasta justificada, invita a quién la formula y a quién la escucha a pensar que la transformación digital se trata sobre tecnología y que el primero que utilice blockchain, inteligencia artificial o Internet de las cosas, por mencionar algunas tecnologías emergentes, será el que ganará en el mercado, lamentablemente esta lógica no es la correcta ya que la transformación digital no se trata sobre tecnología. Por supuesto, que entre los “ingredientes” a utilizar en una transformación digital están las tecnologías (algunas de ellas emergentes), pero decir que la transformación digital se trata sobre adoptar Internet de las cosas es como decir que el éxito de un restaurante de pasta radica en utilizar un nuevo tipo de tomate. Claro que los ingredientes son importantes pero el éxito de un restaurante radica en la experiencia que la gerencia quiera crear y en los exquisitos platos que su cocina pueda producir; lo mismo pasa con la transformación digital de las empresas y es en este punto donde inician las pruebas del liderazgo en la organización. Lo más difícil para el liderazgo de la empresa es definir una visión y estrategia digital clara en donde se articule, en palabras sencillas (que todos los colaboradores pueden entender), qué áreas del negocio se transformarán y cómo se ve ese estado digital futuro deseado de la empresa, por ejemplo las áreas de servicio al cliente usarán canales digitales (móviles, web) para responder lo más rápido posible las solicitudes de los clientes. Lo anterior puede ser claro de comunicar y tener una visión de negocio de ampliar y mejorar la experiencia del cliente para fidelizar el consumo de productos de la empresa, pero también tiene una probabilidad muy alta de causar miedo entre los colaboradores de perder sus empleos por la digitalización del trabajo con inteligencia artificial. Estos son algunos de los retos que enfrenta el liderazgo al definir una visión y estrategia digital. Las empresas locales aún tienen productos análogos que pagan las cuentas y en este punto es necesario que coexista lo análogo con lo digital mientras se transforman las fuentes de ingreso del negocio. Por ejemplo, una empresa puede tener un producto análogo muy exitoso que es utilizado por una población mayoritariamente baby boomers que su nivel de uso de tecnología es bajo y al mismo tiempo necesita transformar este producto para que sea más consumido por generaciones Z y Millenials. Esta “acrobacia” entre lo análogo y lo digital no es nada fácil y pone a temblar hasta los directores y máster de negocios más experimentados. Este reto lo conocen con mucho dolor los periódicos y las revistas, sin embargo la mayoría de las industrias ya están sintiendo la presión. El reto más grande para el liderazgo de las empresas locales es confiar en el talento interno (los cocineros) de la organización y darles la oportunidad de transformar las operaciones y/o los productos “análogos” a un nuevo estado digital que sorprenda a los clientes. Estos líderes tienen el reto de encontrar la mezcla correcta de capacidades qué van a salir a buscar en proveedores consultivos y tecnológicos y qué capacidades van a darle la oportunidad de desarrollar al talento interno. No hay receta correcta en este punto, dependerá del momento en el tiempo que se encuentre la empresa y de su estrategia digital. Uno de los retos más pesados que enfrentan las empresas de la región centroamericana, es convencer a los directivos más altos de la organización de invertir tiempo, dinero y recursos en iniciativas de innovación digital que experimenten con tecnologías emergentes para optimizar el negocio y crear nuevos productos. A diferencia de empresas grandes (internacionales) que entienden el valor estratégico de invertir un porcentaje de sus ingresos en innovación, las empresas locales todavía encuentran dificultades para justificar inversiones de este tipo y en la mayoría de los casos se debe a las presiones de generar resultados de negocio cada trimestre. Lo anterior, pone una camisa de fuerza a las empresas locales para iniciar su viaje de digitalización. Las iniciativas de innovación necesitan “respirar”, necesitan un tiempo para encontrar las áreas del negocio a impactar y la combinación correcta de tecnologías para generar ese impacto, lo anterior solo se logra con experimentación y luego de encontrar una “receta” correcta es necesario pasar un espacio de adopción de los clientes/usuarios. En todo ese tiempo los beneficios económicos para el negocio son nulos y esto es difícil de defender frente a los directores de las empresas. Otro de los retos que enfrenta el liderazgo es no caer en “el teatro de la innovación” en dónde se hacen eventos como ideathones, hackathons, o se hacen conferencias con “gurús” internacionales que al final del día no generan ningún impacto tangible en el negocio. Estos eventos y actividades pueden ser muy buenos impulsando la transformación digital cuando se alinean con objetivos de negocio claros. El “espejismo” tecnológico es una gran trampa para el liderazgo, ya que las empresas se dejan llevar por la idea que necesitan “adoptar” una tecnología emergente específica (digamos Blockchain) que lidere la transformación digital. Esto no solo es incorrecto desde la perspectiva técnica, ya que ninguna tecnología por sí sola puede crear un producto digital completo que impacte positivamente al negocio, sino que deja de lado la verdadera transformación que está liderada por iniciativas de negocio que crean nuevos productos, interacciones y experiencias digitales que sorprenden a los clientes para generar nuevos ingresos. Aunque pareciera contradictorio el hecho de que las empresas de la región centroamericana sean de un tamaño no tan grande, les entrega una autonomía ideal para experimentar con tecnologías emergentes como inteligencia artificial, cloud, Internet de las cosas y con ello encontrar la receta que permita la mejor combinación para potenciar sus operaciones con las realidades de los mercados donde se encuentran. Esto, sin duda es una oportunidad de las empresas locales para adoptar algunas características de startup y llevar productos innovadores al mercado más rápidamente, incluso compitiendo con ofertas de transnacionales o gigantes tecnológicos. En este punto estimado lector lo invito a reformularse la pregunta del inicio de este artículo de la siguiente forma: ¿cómo debo de cambiar mi negocio para resolver las necesidades que atendemos de nuestros clientes con interacciones y experiencias que los sorprendan utilizando tecnologías digitales? Al final del día la transformación digital no se trata sobre la tecnología, se trata de elevar la conexión humana por  medio de experiencias que aumenten la calidad de vida de los clientes respetando su privacidad digital.



Escribe un comentario