Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio, es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en tu navegador web .

¡A hacer TI con GBM!

18 Febrero, 2018 | La compañía GBM lanzó una nueva campaña en la que destaca su visión de ser el aliado en tecnología de sus clientes, agregándoles valor y permitiéndoles que se enfoquen en sus objetivos de negocio. Se trata de #makeITwithGBM, una propuesta digital en la que se promueve el uso del hashtag que da identidad a la iniciativa y pretende viralizarla por medio de diferentes redes sociales. Además, usa la frase makeIT, que traducida al español encierra dos poderosos mensajes asociados a la filosofía y el eje de negocio de GBM: hacer IT (tecnologías de información) y a hacerlo juntos, como un solo equipo. La compañía también asocia el concepto de la campaña al portafolio integral de soluciones y productos que ofrece a sus clientes. Por ejemplo, utiliza los hashtags #makeITwork para infraestructura, #makeITsmarter para servicios, #makeITdigital para software y #makeIThappen para consultoría. Adicionalmente, la campaña contempla una producción audiovisual que expondrá los retos cotidianos de quienes trabajan en las áreas de TI de cualquier empresa. Un personaje que se llama “Juan”, mostrará cómo resolver situaciones con ayuda de sus productos. GBM es una empresa integradora de TI y, como tal, ofrece no solo la tecnología per se, sino todo el acompañamiento que requieren sus clientes en esta materia: mantenimiento, personal de apoyo, capacitación, monitoreo, respaldo, instalación, soporte y administración. “Con esta campaña queremos que las personas conozcan sobre el portafolio integral de productos y soluciones que ofrece GBM, desde la infraestructura de los sistemas, hasta el software, consultoría y servicios administrados, entre otros”, afirma Gabriela Hidalgo, Gerente de Marketing de GBM. “En GBM queremos mostrar cómo la tecnología facilita las labores diarias, sin importar el área o el departamento para el que se trabajen. Con esta campaña queremos mostrarle a las personas que GBM posee soluciones integrales que resuelven sus problemas de negocio, desde manejo de bases de datos, hasta soluciones de administración de recursos humanos, sistemas de seguridad empresarial y otros”, agrega. La campaña #makeITwithGBM también es vista como una poderosa herramienta para que las empresas conozcan de GBM y confíen en cómo puede convertirse en un aliado que no solo le ayuda a TI sino a todos los departamentos de la organización, para sacar provecho de la tecnología y lograr sus objetivos, al tiempo en que se agrega valor y otros beneficios, como reducción de costos, disminución de tiempos en procesos y más.        

25 años de cumplirle a sus clientes

21 Junio, 2017 | Desde su creación, uno de los objetivos principales  de  la  compañía  fue ganar 
la confianza de sus clientes y que ellos le permitieran crecer y ser mejor cada día, a
 su lado. Después de 25 años de ofrecer sus servicios, puede decir misión cumplida. Ramón Aguilar, presidente y CEO de la empresa, afirma que el éxito de GBM es producto de una combinación de factores que la hacen un referente de la industria tecnológica en América Central y el Caribe. “En primer lugar, nuestros colaboradores son un baluarte fundamental para lograr cada uno de nuestros objetivos. Su dedicación, mejora constante y pasión son un elemento incomparable en el mercado”, explica. Además, sostiene que gracias a sus líneas de negocio, son líderes desde cuatro verticales: hardware, software, servicios y consultoría. “Eso nos permite ofrecer al cliente la solución a sus necesidades de una forma integral. Somos una compañía que evoluciona, de la mano de grandes socios estratégicos que han confiado en nuestro trabajo como IBM, Lenovo, SAP, Cisco, VMware y Microsoft, entre otros”, puntualiza. Retos GBM asumió el gran desafío de
 seguir incrementando su oferta de 
servicios y soluciones a nivel regional. Por ello, pretende continuar innovando y así mantener la ventaja competitiva que la diferencia en el mercado.
 Servicios de tecnología y del mundo del outsourcing son dos grandes áreas que le están exigiendo sus clientes, por lo que fortalecerá su oferta para darles la mejor cobertura. “Nuestros siete data centers y un centro de excelencia que brindan servicio
a todos los países donde operamos, son los grandes aliados para mantener una ventaja importante frente a otros competidores más locales y salir avante ante esas demandas”, argumenta Aguilar. Futuro Con la profundización de los fenómenos de la nube, de los servicios de tecnología y la tercerización, su meta es convertirse en un aliado aún más cercano. “En los medios de comunicación se habla de la transformación digital y de cómo las empresas buscan conectar con sus clientes, por ejemplo, a través de las aplicaciones (Apps). Entre más simple sea la experiencia en una App, más complejos son los procesos que la hacen posible y GBM se ha preparado durante
 varios años para ser capaz de manejar esa complejidad”, detalla. 
Como parte de la transformación digital también figura la computación cognitiva, en la cual IBM ha invertido muchísimos recursos, desde hace algunos años.    

Cambios radicales

22 Marzo, 2017 | Cambios radicales Las tecnologías disruptivas están revolucionando múltiples quehaceres empresariales y del diario vivir, apegadas a las necesidades de los consumidores. ¿Cuáles impactarán más a centroamérica este 2017? A finales del siglo pasado, Internet se convirtió en un claro ejemplo de disrupción que revolucionó las comunicaciones, la publicidad y el mercadeo al unir la fortaleza técnica de una red mundial de comunicación con la necesidad de un mundo cada vez más conectado. Entre las tecnologías disruptivas actuales destacan Internet de las Cosas, impresiones en 3D y 4D (en ciernes) Inteligencia Artificial (IA), RPA (Robotic Process Automation), Biotecnologías y Computación Afectiva (capacidad del computador de interpretar emociones). Para entender de dónde vendrán las próximas, expertos llaman a comprender en qué áreas se intersectan los consumidores y la tecnología. Hernaldo Segura, gerente general para Centroamérica y el Caribe de Cognitiva, cita cuatro ya maduras para presentar disrupciones en el área, con ejemplos ilustrativos. Servicios que presentan complicaciones para el consumidor, como los bancarios y el transporte urbano. El declive de las largas filas y los tiempos de espera en los bancos va de la mano de nuevos sistemas de banca móvil, y los autos propios serán paulatinamente desplazados por vehículos sin conductor, contratados a través de plataformas digitales. Servicios y productos en los que el consumidor ha perdido la confianza, como los taxis públicos en Costa Rica, en virtud de la creciente competencia de nuevas opciones como Uber. Servicios y productos en los que hay intermediarios que no agregan valor, como las agencias de viajes, que están siendo sustituidas por sistemas de acceso directo a servicios de turismo o las empresas de seguros, que seguirán un camino similar.  INTERNET DE LAS COSAS, IMPRESIONES EN 3D Y 4D, INTELIGENCIA ARTIFICIAL, ROBOTIZACIÓN DE PROCESOS, BIOTECNOLOGÍAS Y COMPUTACIÓN AFECTIVA SON LAS TECNOLOGÍAS DISRUPTIVAS DEL MOMENTO. Servicios que ofrezcan accesos restringidos al consumidor, como trámites que deben ser hechos antes de las 6 de la tarde y al cierre de las sucursales, que serán sustituidos por servicios de inteligencia artificial activos 24/7. Las ventajas parecen ser múltiples. Los sistemas disruptivos como los basados en Inteligencia Artificial proveen a usuarios y colaboradores de las empresas nuevas herramientas que los apoyan en la toma de decisiones, a través de la comprensión de grandes cantidades de información, incluso proveniente de redes sociales o de publicaciones a nivel mundial. Los consumidores tendrán información exacta y a la mano, y los colaboradores, acceso a información cada vez más relevante, profunda y completa para atender las necesidades de los consumidores. “Los pros son claros en la dirección de un grupo empresarial más sofisticado y eficiente. Todo el proceso de toma de decisiones será impactado por una mejor calidad en la información. No existen contras profundos en el análisis de largo plazo; pero el personal de las empresas deberá capacitarse más profundamente y cambiar su cultura para aprovechar estas disrupciones”, recalca Segura. Carlos Gallegos, socio director de Consultoría de EY Centroamérica, Panamá y República Dominicana, sostiene que usar estas tecnologías permite reinventarse, desde la forma en que se atiende el mercado hasta en cómo se aprovechan activos productivos, pasando por la incorporación de nuevas habilidades, reducción de costos, aprendizaje en forma íntima del consumidor y conexión de muchos puntos que hasta el momento estaban ocultos. “Tenemos una nueva forma de interactuar, aprender, producir e inclusive –exagerando un poco– hasta de pensar, por cómo nos vemos en la sociedad como personas. Sin embargo, también hay contras. Entre ésos se pueden mencionar el abuso de información confidencial y privilegiada, riesgos de relaciones de privacidad y un posible desempleo causado en la transición por desplazamiento o eliminación de algunas labores, principalmente mecánicas, manuales o transaccionales”, reconoce el experto. Aunque dice que el mundo siempre ha sido capaz de generar otros empleos a la luz de la aplicación de nuevas tecnologías, en esta ocasión la vertiginosa velocidad de las tecnologías disruptivas podría poner una presión adicional en la generación de nuevos puestos de trabajo. Ante eso, la solución es una mejor y más adaptada educación. Oda a la metamorfosis ¿Están las empresas centroamericanas realmente preparadas para la implementación de tecnologías disruptivas y la forma en cómo cambiarán las formas de hacer las cosas? “El empresariado centroamericano ha sido siempre de avanzada. Tenemos una población atractiva de empresas con métodos y sistemas de última generación. El problema no está en la población empresarial, sino en las posibles restricciones provenientes de legislaciones anticuadas, responde Segura. Como cualquier región en el mundo, Centroamérica adoptará las tecnologías disruptivas. Sin embargo, la velocidad con que lo haga estará en relación directa con la agilidad en los cambios en nuestras legislaciones. Típicamente, nuestros sistemas regulatorios fueron diseñados para sociedades diferentes y las disrupciones cambian la forma en que estas sociedades se comportan. Nuevos sistemas impositivos, de control y de fomento a las empresas deberán aparecer para que podamos aprovechar estas disrupciones”. Según Gallegos, las empresas centroamericanas están tan preparadas como las de otras partes del mundo para poder entender las implicaciones, ramificaciones y profundidad de estas tecnologías. Sin embargo, considera importante reconocer que todavía están principalmente en una fase de aprendizaje y exploración, y espera que haya nuevas empresas que quieran sumarse a este viaje. Pero hay que ir más allá. “La disrupción cambia la forma en que opera el mundo. Los negocios, los gobiernos y las personas están respondiendo hoy a transformaciones que habrían sido inconcebibles hace unos pocos años. Y más que tratar de explicar cada una de las tecnologías disruptivas, es importante entender las raíces que hacen que éstas se multipliquen y tengan efectos realmente grandes, que son la tecnología, la globalización y de demografía”, afirma el directivo de EY. COGNITIVA TIENE UNA ALIANZA CON EY CR QUE SE HA CONVERTIDO EN CENTRO DE AVANZADA EN LA APLICACIÓN DE IA, PRINCIPALMENTE EN LA INDUSTRIA DE PRODUCTOS DE CONSUMO Y RETAIL. La tecnología es un factor que lleva siglos siendo predominante, desde la Revolución Industrial, la Revolución de TI (PC, móvil y social, entre otros) y las próximas olas de Internet de las Cosas, Realidad Virtual, Inteligencia Artificial y Robótica. La globalización aumenta la complejidad de un mundo más multipolar y requiere modelos de negocios flexibles al contemplar liberalización comercial, crecimiento de mercados emergentes, nuevos competidores, reordenamiento de las cadenas de suministro y baja en los puntos de precio. Y en la demografía destacan altas tasas de natalidad que harán de África e India motores de oportunidad económica, fuerzas laborales dominadas por los Millennials que reinventarán el lugar de trabajo, poblaciones con mayor envejecimiento que transformarán la atención básica y la migración e inmigración, las cuales tendrán efectos profundos sobre fuerzas laborales y el desarrollo económico. Sectores a la vanguardia La industria bancaria está clara de que hay un número grande de disrupciones en camino y es por eso que va a la cabeza. “Aplicaciones móviles, nuevas tecnologías de interacción con consumidores como Chatbots y Asesores Cognitivos, sistemas de interpretación de información no estructurada y de detección de patrones para la determinación de riesgos por fraude están en la lista de soluciones que ya se están implementando”, detalla el gerente regional de Cognitiva. “Es donde probablemente vayamos a ver un mayor grado de disrupción, al punto de que algunos se cuestionan si en algunos años existirán los bancos como los conocemos hoy día. Paradójicamente, por definición y ese mismo uso intensivo de tecnología, es al mismo tiempo un sector altamente sensible”, agrega Gallegos. En otros campos, la implementación y uso de tecnologías disruptivas es todavía comedido y limitado. “Nosotros estamos trabajando con algunos clientes en temas de Inteligencia Artificial, Robótica, Internet de las Cosas y Measuring y Sensoring –marcadores eléctricos de temperatura y de presión–, pero el avance todavía es tímido. Las empresas que están haciendo cosas en la región son multinacionales, no tanto locales o regionales. Pero creemos que es el inicio de una tendencia que va a ser cada vez más fuerte. Sentimos que la ola de uso y de aplicación de tecnologías disruptivas en la región ya comenzó”, afirma el especialista. Ningún sector de la economía será ajeno a la innovación ni a los impactos de la expansión de tecnologías emergentes y dispositivos con inteligencia añadida que se consolidan para cambiarlo todo, desde el empleo hasta la manera de hacer negocios, la forma de producción, la logística y distribución, el mercadeo y las ventas. No hay vuelta atrás.