Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio, es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en tu navegador web .

Por años, las industrias de manufactura han gozado de trabajadores robóticos que ensamblan carros, repuestos, máquinas y productos. Lo hacen 24 horas al día, 7 días a la semana y sin cometer errores, malos juicios y además no se fatigan. Hacer uso de robots les ha permitido reducir sus costos drásticamente para convertirse en una industria altamente escalable, rentable y estandarizada. Al mismo tiempo, logran que sus operadores se concentren en lo que importa, la calidad, cadencia, innovar y, sobre todo en el cliente.

Este escenario es el de los robots de hardware, que son los primeros que saltan a la mente al escuchar la palabra: Robot. Pero en este caso, al referirnos a RPA (Automatización Robótica de Procesos), estamos hablando de robots de Software.

  ¿Qué es un robot de software?

Un robot de software es un programa que observa el comportamiento en la computadora de un humano, graba los pasos y los puede repetir las veces que se lo comandemos.

Puede leer un correo, revisar los archivos adjuntos, entrar a páginas de internet, aplicaciones de escritorio, leer hojas de datos, extraer datos y entrarlos en otra plataforma. Básicamente, puede hacer todo lo que hace un humano en la computadora, mientras no necesite emitir un criterio, juzgar o planear acciones por sí solo.

¿Para qué puedo utilizar un robot en mi negocio?

Los bots de software están tomando el mercado rápidamente debido a su versatilidad, fácil implementación y alto impacto positivo en los costos de la operación. Se utilizan en:

  • Contabilidad: procesos de conciliación y cierre
  • Aseguradoras: reciben solicitudes y procesan reclamos
  • Call centers y mesas de ayuda: manejo de tiquetes de resolución rápida y recepción de formularios
  • Banca: solicitudes de crédito y de hipoteca

¿Cómo es diferente a un programa que puedo hacer internamente?

RPA es una disciplina que integra inteligencia artificial, para ubicarse dentro del espacio de la pantalla de una estación de trabajo. Una vez que se le entrena para identificar una aplicación, un botón o una caja de texto, es capaz de ubicarlo aún cuando el botón o control se mueva dentro de la pantalla o cambie un poco de apariencia.

Tiene adicionalmente la ventaja que es una tecnología no intrusiva. Esto significa que no se deben modificar o extender aplicaciones que ya se tengan en producción o inclusive sean obsoletas. Lo más probable es que el robot pueda identificar los controles y navegarla tal cuál lo haría un humano con un teclado y un mouse.

¿Perfecto, me interesa un robot que trabaja las 24 horas y no se equivoca, cómo inicio?

El primer paso es identificar la necesidad de su negocio. De acuerdo con sus prioridades y procesos actuales: ¿cuál es el procedimiento que más impacto tendría si lo automatizo con un robot de software?

La regla general es que sea un proceso que involucra muchas personas debido a su alto volumen y consiste en tareas altamente repetitivas, y podría estar asociado a una alta tasa de errores.

Y la pregunta del millón…

¿Ya no somos necesarios los humanos?

Falso, RPA debe ser visto como lo que es: una fuerza de trabajo digital que debe complementar a nuestra fuerza de trabajo actual, los humanos. Debemos velar porque las personas utilicen su potencial al máximo en tareas de alto valor, como lo es creación o mejora de productos cada vez más creativos, empatizar con nuestros clientes y entenderlos. RPA es excepcional en tareas repetitivas y rutinarias; el ser humano es lo contrario, somos creativos e imaginativos y nos sentimos motivados cuando trabajamos en algo nuevo y retador.

Es hora de aprovechar a sus colaboradores para impulsar la empresa mientras los robots se encargan de mantener el motor andando.


Compartir este artículo

No se encontraron artículos



Escribe un comentario