Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio, es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en tu navegador web .

La historia más contada en el mundo de los negocios en estos días es la de Transformación Digital en donde los ejecutivos de negocio buscan proteger y/o encontrar nuevos ingresos y los ejecutivos de tecnología buscan responder a la velocidad que el negocio demanda; en todos los eventos no falta quien utilice de ejemplo la historia de Netflix, Uber o Airbnb como casos de éxito de esta nueva era digital.

Sin embargo, una historia que no se cuenta es la del Impase Digital en donde se muestra a una empresa luchando por encontrar una nueva identidad de negocio utilizando tecnologías emergentes.

De acuerdo con un estudio publicado por IDC, el 60% de las empresas de la región Latinoamérica se encuentran dentro de un Impase Digital, lo cual IDC define como una empresa explorando tecnologías emergentes para ponerlas a “jugar” en el negocio.

¿Cuáles son las tecnologías emergentes que están explorando las empresas de la región? Podríamos decir que de cada 10 dólares invertidos en la transformación digital, los CIO están invirtiendo 7 en iniciativas relacionadas con la modernización de sus plataformas aplicativas, que soportan al negocio utilizando tecnologías como contenedores, microservicios y APIs, lo anterior con el objetivo de responder más rápidamente a la apertura e integración de nuevos canales digitales y al mismo tiempo ahorrar costos de operación de TI.

Adicionalmente, algunos CIOs están invirtiendo en experimentación de tecnologías emergentes como Inteligencia Artificial, Blockchain, entre otras, para adquirir nuevos conocimientos en sus departamentos de TI y así apoyar las iniciativas de innovación digital para la creación de nuevos productos y experiencias.

Pero ¿cuál es el impase digital que enfrentan los CIOs? El principal reto que tienen los CIOs es sostener la operación actual reduciendo la deuda técnica y, al mismo tiempo, apoyar la creación de nuevos productos o canales digitales. Esto es lo que por varios años los analistas han llamado “TI Bi-Modal”, el gran reto para los CIOs es no dejar que la mayoría de sus presupuestos se consuman en sostener la operación actual dejando espacio para invertir en iniciativas de innovación digital que logren visibilidad en la alta dirección de la empresa y que sean percibidos como contribuyentes activos de la Transformación Digital y no solo como un gasto de operación.

Para lograr lo anterior, la comunicación y entendimiento con el negocio debe ser fluida y con la menor cantidad de fricciones posibles. Si los CIOs no logran ese entendimiento fluido con el negocio, corren el riesgo de ser acusados de generar el impase digital y no ser tomados en cuenta en la transformación de sus negocios. En este punto el CIO debe trabajar como un “traductor” para el negocio de cómo las tecnologías emergentes podrían ser utilizadas por los líderes de negocio para encontrar nuevas fuentes de ingreso, mejorar la experiencia del cliente y agregar capacidades a sus operaciones de negocio.

¿Qué hacer?

  • Centrarse en la capacidad de escalar iniciativas digitales

    Los CIOs deben comenzar sus iniciativas digitales fuera de la TI tradicional con un solo caso de uso. Y luego, aumentar gradualmente la adopción de casos de uso mientras moderniza agresivamente el entorno interno de TI en un esfuerzo paralelo. Al mismo tiempo, debe habilitar el desarrollo moderno para respaldar la nueva forma de administrar el negocio, procesar datos, reaccionar a las condiciones cambiantes del mercado e interactuar con los clientes

  • Acelerar los tiempos del ciclo de desarrollo y la productividad del desarrollador

    Acelerar los tiempos del ciclo de desarrollo y la productividad es uno de los desafíos de modernización de aplicaciones más importantes para las empresas. Para superar este desafío, considere proporcionar a sus equipos de TI una caja de herramientas enriquecida en la nube para resolver problemas de negocio más rápidamente.

  • Adoptar una colaboración centrada en los negocios

    Cuando se trata de la transformación digital, los negocios y las TI deben estar alineados. DevOps puede ser clave para conectar los silos en TI y negocios que inhiben el cambio. Con DevOps se puede aumentar la agilidad y la entrega continua de capacidades nuevas al negocio en menores tiempos.

    Finalmente, sobrepasar el impase y llegar a una transformación exitosa será el resultado de un fuerte liderazgo e inversión en el talento humano para encontrar esa nueva receta que impulse la innovación digital en los resultados del negocio.


Compartir este artículo


Escribe un comentario